23 de febrero de 1981: fracasa el intento de golpe de estado en España
El 23 de febrero de 1981 a las 18:23h, empezaba la denominada operación “duque de Ahumada” por la que guardias civiles capitaneados por Antonio Tejero irrumpieron en el hemiciclo al grito de “¡Quieto todo el mundo!”.

Se cumplen 40 años del 23 F, el intento de golpe de estado en España

Era el 23 de febrero de 1981. Yo estaba a punto de cumplir 12 años. Aquel día fue emocionante para mí, por asuntos importantísimos de la preadolescencia de los que puedo o no quiero acordarme. Pero algo raro pasó. En la tele no dieron el habitual telediario de las 9 de la noche y poco después pudimos oír una inquietante crónica de los graves hechos que se estaban desarrollando en el congreso de los diputados.

No recuerdo ser consciente de la gravedad del momento por razones políticas a las que, con la efervescencia de mis doce años, no prestaba demasiada atención. Sin embargo, sí que recuerdo el preocupado semblante de mis padres y las lágrimas desconsoladas de mi abuela tras escuchar el comunicado de Iñaki Gabilondo. Al día siguiente, que fue martes, no fui al colegio, eso también lo recuerdo.

Ahora que se cumplen 40 años de aquellos días, años por cierto en los que el 23-F no ha dejado de estar presente en la psiquis de los españoles, me permito anotar aquí una escueta aproximación a los hechos ya históricos, que sucedieron durante aquellas horas, y que han dado en producir muchas horas de prensa, radio, cine y televisión, algunos de ellos jocosos, claro… Spain is different!.

El golpe del 23-F

A 18:00 horas del 23 de febrero de 1981 se procedió a la votación de la investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo como presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados. Poco después, a las 18:23 horas, empezaba la denominada operación “duque de Ahumada” por la que guardias civiles conducidos por el teniente coronel Antonio Tejero irrumpieron en el hemiciclo al grito de “¡Quieto todo el mundo!”.

Con el secuestro de los poderes ejecutivo y legislativo, comenzó el golpe de Estado del 23-F. El vicepresidente del Gobierno y teniente general Manuel Gutiérrez Mellado se levantó y ordenó a Tejero que depusiera su actitud, pero éste forcejeó con él, se reafirmó en su misión y efectuó disparos al aire.

Los diputados se guarecieron en sus asientos mientras que Gutiérrez Mellado, el presidente Adolfo Suárez y el líder comunista Santiago Carrillo fueron los únicos que se mantuvieron sentados en sus escaños.

Durante las siguientes horas, el miedo y la angustia se apoderaron de los secuestrados en el Congreso, que no pudieron recuperar la libertad hasta la mañana del día siguiente.

Un capitán que acompañaba a Tejero adelantó a los parlamentarios la pronta llegada de una ‘autoridad militar competente’ para disponer lo que fuese procedente. Ante la situación creada, se constituyó en el Ministerio del Interior un Gobierno provisional de subsecretarios que asumió las funciones del ejecutivo secuestrado en las Cortes.

Fiel también al ordenamiento constitucional, el director general de la Guardia Civil, el general José Luis Aramburu Topete, se dirigió al Congreso para emplazar a Tejero a rendirse. El teniente coronel golpista se mantuvo firme, llegando a amenazar a Aramburu con pegarle un tiro y luego suicidarse.

Ya de noche, los tanques salieron a las calles de Valencia por orden del teniente general Jaime Milans del Bosch, quien declaró el estado de excepción en su región militar. Otros militares sediciosos como el general Luis Torres Rojas y el comandante Ricardo Pardo Zancada intentaron que se sumasen al golpe las fuerzas de la División Acorazada Brunete: pretendían con ello asegurar el control de puntos estratégicos de Madrid como la sede de RTVE.

El general Alfonso Armada, pieza importante de la trama golpista, entró en el Congreso sobre las 23.50 horas para despachar con Tejero. Quiso erigirse en jefe de un gobierno de concentración nacional, pero no logró convencer a Tejero, quien abogaba por la creación de una junta estrictamente militar. La suerte del golpe quedó echada tras la intervención del Rey en TVE en torno a la una y cuarto de la madrugada: el monarca ordenó expresamente a los militares sublevados que se retirasen a sus cuarteles.

La narración del 23-F

Televisión Española y Radio Nacional cambiaron su programación durante las horas posteriores a la entrada de Tejero al Congreso. Al irrumpir en RTVE, como punto estratégico en Madrid, los mandos golpistas llegaron hasta Prado del Rey con vehículos blindados.

El secuestro duró unas horas y, sobre las 1 y media de la madrugada, El Rey Juan Carlos I ofreció las palabras que tal vez decidieron el curso de los acontecimientos.

Así pudieron percibir los españoles, quedos en sus casas, el transcurrir del golpe. Con la narración de Iñaki Gabilondo (que había debutado en televisión unas horas antes, en el avance informativo) y Victoria Prego, en la madrugada del martes 24 de febrero.

Sobre el 23-F

Mucho se ha escrito, también mucho se ha especulado -y sin duda mucho se ha tergiversado- de lo sucedido durante aquellas horas, sobre el origen de la conspiración y sobre las personas implicadas.

Incluimos aquí algunos de los trabajos más interesantes a propósito de los hechos acontecidos durante el 23-F.

23-F. El día más díficil del Rey

Esta serie de RTVE a propósito del fallido golpe de estado, el Rey Juan Carlos I es el eje principal para contar, desde diversos puntos de vista, el desarrollo de los acontecimientos.

Dirigida por Silvia Quer y protagonizada por Lluís Homar, Emilio Gutiérrez Caba, Pepe Sancho, Mónica López y Juan Luis Galiardo, consistió en una miniserie emitida por La 1 en febrero de 2009. Desde entonces ha sido la serie más vista de la televisión en España, con casi siete millones de espectadores en su desenlace.

23-F. La película

23-F es la primera película que cuenta, con todos los ingredientes conocidos, el golpe de Estado de 1981. En la película se reviven las diecisiete horas y media que hicieron temblar los cimientos de la joven democracia española.

Dirigida en 2011 por Chema de la Peña e interpretada por Paco Tous, Juan Diego, Fernando Cayo, Mariano Venancio, Ginés García Millán y Luis Marco, entre otros.

Operación Palace

Desde un punto de vista más periodístico y en un experimento de ficción sin precedentes, Operación Palace fue el primer documental falso de la historia de la televisión en España. En el “documental”, Jordi Évole hizo creer a los telespectadores que el 23-F no fue más que un montaje.

Fue emitido por la Sexta el el 23 de febrero de 2014. Con la colaboración directa de muchos de los personajes implicados en aquellos sucesos, el periodista quiso “explicar una verdad a través de una mentira”, según sus propias palabras.

Tanguillos del golpe

La imagen de Tejero entrando, pistola en mano, en el Congreso de los Diputados es una de las más prevalentes en el imaginario colectivo de los españoles. Pocos meses después ya estaba en todas las gasolineras el que llegó a ser un auténtico hit: Los tanguillos del golpe, de Juan Palacios.